Cómpralo ahora en Amazon.com

¿Cómo cuidar mis senos después del embarazo?

Después del parto, el cuerpo se enfrenta a una serie de cambios y ajustes hormonales. Los senos, con la lactancia, también sufrirán esos cambios.Pues es importante no subestimar los podrían causar malestares o ser señales tempranas de un problema de salud.

Congestión de los senos.

Con la bajada de la leche los senos se hincharán y quizás se sientan adoloridos y sensibles; esta sensación de tener los pechos enormes irá disminuyendo conforme el bebé se alimente regularmente. Si se produce más leche de la que el bebé está consumiendo, es importante liberar la presión con un sacaleches para evitar que los conductos mamarios se tapen y se produzca una infección llamada mastitis.

Qué hacer:

  • Amamantar a libre demanda, es decir, que el bebé coma las veces que quiera el tiempo que quiera, el tiempo que quiera. 
  • No dejar pasar tanto tiempo entre toma y toma, no te saltes las de la noche.
  • Utilizar un sacaleches para liberar la presión del pecho antes de alimentar al bebé.
  • Colocar compresas calientes para que baje la leche, pero si la congestión está siendo dolorosa, es mejor colocar hielo.
  • Utilizar un bra especial que le de firmeza al pecho, así disminuirá la sensación de pesadez.

Si se siente una zona más caliente que las demás, está inflamada y roja, significa que un conducto está tapado, Es importante no dejar de amamantar y consultar a tu médico, ya que podrías necesitar antibióticos.

Dolor en los pezones

Durante los primeros días puede haber dolor en los pezones porque el bebé no se ha prendido bien al pecho y por lo tanto está succionando mal, lo que causa dolor intenso, ardor y grietas. La lactancia no debería doler en ningún momento, es importante buscar ayuda de un profesional, como una asesora de lactancia o tu médico.

Qué hacer:

  • Asegurarse que el bebé está prendido al pecho. Es importante ayudarle al bebé a meter el pezón y parte de la areola completamente a su boca.
  • Colocar leche materna en los pezones agrietados y dejarlos al aire libre, ayudará a aliviar el dolor. 
  • Lavar los pezones con agua tibia; no usar jabón, cremas, posteriormente ni lociones, para no resecar la piel.
  • Ofrecer al bebé el pezón que duele menos primero, y cambiar de posición.
  • Evitar los sostenes forrados de plástico o de telas sintéticas, y elegir los de algodón para que la piel respire y se mantenga seca.

La lactancia es lo mejor para ti y tu bebé, pero si por cuestiones personales o de salud has decidido no amamantar, la congestión de los senos puede durar algunos días, en lo que se deja de producir leche.     

De una forma u otra, es importante que sigas los cuidados necesarios y consultar a tu médico ante cualquier duda.


cuidados



Fuentes: 1) March of Dimes, El cuerpo después de que nace el bebé, Fundación March of Dimes, Estados Unidos 2018. 2) March of Dimes, El cuerpo después de que nace el bebé, Fundación March of Dimes, Estados Unidos 2018. 3) Web MD, Cómo cambian los senos después del parto, Web MD, Estados Unidos, 2018. 4) Family Doctor Org, Lactancia materna, consejos para un buen comienzo, Academia Americana de Médicos de Familia, AAFP. Estados Unidos, 2017. 5) March of Dimes, El cuerpo después de que nace el bebé. Asociación March of Dimes, Estados Unidos. 

Déjanos tu comentario

Dejanos tu comentario

Conéctate con Facebook

O ingresa tus datos

Ingresar
Sube tu foto
Enviar comentario

Enviando tu comentario...

¡Gracias por tu comentario!

Pronto lo verás reflejado en el sitio

Elige una foto

Selecciona el encuadre moviendo la imagen y ajustando el zoom

Aceptar
Cómpralo en Amazon.com Cómpralo en Amazon.com