Cómpralo ahora en Amazon.com

Posiciones para dormir en el embarazo

Una de las dificultades que la mayoría de las mujeres enfrentan al final del embarazo, es el poder dormir bien y cómodamente, pues debido a la pancita, las posiciones con las que acostumbraban a hacerlo ya no serán funcionales.

La incomodidad por las noches también viene acompañada de dolor de espalda, acidez estomacal, insomnio y sentimiento de ahogamiento, por lo que encontrar una posición donde no se sienta nada de lo anterior, se vuelve una misión casi imposible.

La mejor posición para dormir es de lado, mucho mejor si es del izquierdo, ya que así se incrementa la circulación de sangre y nutrientes que llegan a la placenta y a tu bebé.

Las almohadas juegan un papel fundamental para la comodidad, puedes colocar una entre las piernas para nivelar tu cadera, otra debajo del abdomen para liberar presión en tu espalda y aliviar el dolor. Mantén tu cuerpo elevado del pecho hacia arriba, para reducir el reflujo y las agruras, así como disminuir el sentimiento de ahogamiento.

Además, si acostumbras a moverte demasiado por las noches, notarás que a medida que va creciendo más tu abdomen, cambiar de un lado a otro es cada vez más complicado.

Qué posiciones debes evitar y por qué:

Sobre tu espalda: El peso de tu cuerpo puede causarte problemas de espalda, respiratorios, digestivos y hemorroides, además de una baja circulación de sangre hacia tu bebé y tu corazón, ya que tu útero está presionando sobre tus órganos y las dos arterías encargadas de la circulación de sangre de todo el cuerpo, la aorta y la vena cava.

Sobre tu abdomen: Si solías dormir en esta posición, puede que no sea la mejor en el último trimestre, principalmente porque el tamaño del bebé lo impide y porque la presión que ejerzas sobre tu abdomen mientras duermes, puede perjudicar su salud.

Consejos para tener noches de sueño más reparadoras:

  • Evita tomar líquidos un par horas antes de irte a la cama, así lograrás tener más tiempo de sueño antes de levantarte al baño por la madrugada.
  • Elimina de tu dieta refrescos, bebidas gaseosas, café y algunos tés, ya que la cantidad de cafeína que contienen dificultan el sueño.
  • Ten una rutina para irte a dormir. Puedes tomar un baño relajante, meditar, escuchar música antes de irte a la cama y procura hacerlo siempre a la misma hora. No hagas ejercicio antes de irte a dormir.
  • Toma siestas cortas durante el día para compensar las horas de sueño que no estás teniendo en la noche.
  • Trata de hacer actividades durante el día para aliviar el estrés, ya que éste podría causarte insomnio. Prueba tomar clases prenatales para saber cómo será el parto y qué esperar de ese momento, lee libros acerca de la maternidad, habla con alguien acerca de tus sentimientos y preocupaciones.

 

Es importante que  te enfoques en tener momentos de sueño reparadores para mantener tu energía en óptimas condiciones, pues tu cuerpo está trabajando demasiado y a medida que te acerques a la fecha de parto, te cansarás más y dormir será más difícil. 


dormir






Fuentes: American  Pregnancy Association, Posiciones para dormir en el embarazo. Asociación Americana del Embarazo, Estados Unidos, 2017, 2) Medline Plus, Problemas para dormir en el embarazo. Biblioteca Nacional de Medicina, Estados Unidos, 2018. 3) American  Pregnancy Association, Posiciones para dormir en el embarazo, Asociación Americana del Embarazo, Estados Unidos, 2017. 4) Medline Plus, Problemas para dormir en el embarazo, Biblioteca Nacional de Medicina, Estados Unidos, 2018. 

Déjanos tu comentario

Dejanos tu comentario

Conéctate con Facebook

O ingresa tus datos

Ingresar
Sube tu foto
Enviar comentario

Enviando tu comentario...

¡Gracias por tu comentario!

Pronto lo verás reflejado en el sitio

Elige una foto

Selecciona el encuadre moviendo la imagen y ajustando el zoom

Aceptar
Cómpralo en Amazon.com Cómpralo en Amazon.com